Las curas colectivas, de la autogestión a la salud compartida

El taller para la refundación del servicio público hospitalario es una iniciativa que retoma la idea del colectivo de los cuidados para poner la salud, el servicio público hospitalario y, más ampliamente, el servicio público de salud en la perspectiva de la gente común. Lanzado en el contexto de la crisis sanitaria, por varios colectivos que firmaron un llamamiento publicado en los medios de comunicación el 7 de julio y al que se sumaron numerosos firmantes, tanto colectivos como individuales. El primer taller tuvo lugar el 10 de octubre de 2020 en Montreuil, cerca de París. Un centenar de personas participaron en ella. Fabienne Orsi, una de las iniciadoras del planteamiento, nos lo presenta en el marco del primer capítulo de Horizontes Comunes.

Esta entrevista es un relato del proceso. Fabienne Orsi pone toda la atención necesaria en escucharse unos a otros y a crear las condiciones adecuadas para los intercambios en común, en un grupo tan heterogéneo, formado por cuidadores, usuarios, investigadores y activistas de diferentes orígenes. Este es uno de los aspectos que con demasiada frecuencia se invisibiliza cuando se habla del procomún, quizás porque es necesario experimentarlo para entenderlo.

Entrevista con Fabienne Fabienne Orsi, investigadora del IRD, comprometida con la transformación de los servicios públicos de salud en los municipios. Enero de 2021, Frédéric Sultan.

¿Cómo surgió la idea de este taller?

Antes de la pandemia, hubo una fuerte movilización de grupos de cuidadores para denunciar la destrucción masiva del hospital en Francia. Por lo tanto, la cuestión de la defensa de los servicios públicos ya estaba en la agenda de los activistas. La pandemia ha puesto freno y, al mismo tiempo, no ha hecho más que sacar a la luz problemas ya presentes en el entorno médico, médico-social y hospitalario.

En el momento del confinamiento, los colectivos se han reunido y se preguntan cómo renovar los métodos para la movilización. La reflexión de los colectivos lleva al principio de que hay que salir de la urgencia y reencontrar el sentido de las profesiones de los cuidadores.

En ciertas circunstancias, la crisis ha hecho estallar la situación de presión en la Nueva Gestión Pública. En los lugares donde han podido escapar temporalmente de esta presión, los cuidadores han podido formar colectivos y recuperar el sentido de su profesión. A partir de esta observación, un pequeño grupo tiene la idea de proponer un taller basado en el intercambio de historias sobre el trabajo de los cuidadores, para invertir la idea de los colectivos de cuidados. Este grupo está escribiendo y a punto de lanzar un llamamiento que será ampliamente seguido y firmado por personas del mundo médico y médico-social, pero también por activistas, investigadores, ciudadanos….. El objetivo de este taller será repensar lo que es el servicio público hospitalario y, más ampliamente, el servicio público de salud. Se verá que el hecho de preguntarse sobre lo que es el colectivo de cuidados, sobre lo que significa organizarse colectivamente y sobre la relación con las instituciones, da lugar a la idea y al planteamiento del procomún.

¿Cómo se organizó el taller en Montreuil?

Tras la convocatoria, se creó un grupo de trabajo. Este grupo está compuesto por miembros de diferentes colectivos, actores en la investigación, activistas de trabajo. Se está poniendo en marcha un proceso. Tenemos que conocernos, hablar entre nosotros. Los cuidadores también son diversos: profesiones, especialidades. Incluso los que vienen del hospital no siempre están acostumbrados a hablar entre ellos. Vamos a hacer el primer taller de estas reuniones, con la idea de que se celebren en persona y no virtualmente.

Para el primer taller, fue difícil encontrar un lugar por las fechas, pero también por las condiciones materiales que necesitábamos. Será la AERI en Montreuil. Nos dimos cuenta de que la ubicación era importante. Gestionado de forma autónoma, por un colectivo que lo posee, es un lugar de educación popular que se adaptará a nuestra forma de trabajo. Porque la forma de los intercambios será muy impotente. Debatiremos en círculo, de forma horizontal en sesiones plenarias y talleres paralelos. El intercambio se basará en las experiencias de los participantes y no en presentaciones o conferencias de expertos. En este intercambio participarán los cuidadores, pero también los usuarios. Nos permite abordar cuestiones de democracia sanitaria que están totalmente ausentes en el sistema sanitario actual. La reunión es un verdadero intento de iniciar un movimiento, parte del procomún, revelado por la discusión horizontal y en círculo. Las actas muestran claramente la naturaleza de este enfoque basado en compartir testimonios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *